“El matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner institucionalizó la corrupción en Argentina”

Margarita Stolbizer
ENTREVISTA A DIPUTADA MARGARITA STOLBIZER POR JAVIER MÉNDEZ ARAYA PARA EL MERCURIO

Cuando comienza a estrecharse el cerco judicial contra la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, desde el lado acusador hay un nombre que se repite: Margarita Stolbizer. La diputada del partido Generación para un Encuentro Nacional (GEN, izquierda) ha llevado la delantera en las denuncias contra la ex Mandataria y su entorno, impul-sando con datos que han resultado certeros las causas que más complican a Cristina, incluyen-do una por “asociación ilícita”.

La ex Presidenta está complicada por varios casos de corrup-ción en la época de los gobiernos kirchneristas (2003-2015), en los que está imputada por presunto lavado de activos (la Ruta del dinero K), investigada por las operaciones supuesta-mente fraudulentas de los hoteles que tienen los Kirchner (Hotesur), así como por presunto lavado de dinero en una sociedad inmobiliaria (Los Sauces). Además, está procesada por un caso de “administración infiel” en perjuicio del Estado por la venta de dólar futuro a través del Ban-co Central a un valor no conve-niente para Argentina, al final de su mandato.

En contacto con “El Mercurio”, la abogada de 61 años habló sobre los polémicos casos de corrupción, cuyos detalles salen cada día a la luz y asombran a la opinión pública argentina, como el del ex viceministro kirchnerista José López, que intentó ocultar casi 9 millones de dólares en un convento.

—Los casos de corrupción que se han destapado en Argentina son muy numerosos, y siguen apare-ciendo. ¿Cree usted que hay o hubo una cabeza o un jefe en to-dos estos delitos?

“La corrupción se ha extendido notoriamente durante los últimos gobiernos del matrimonio Kirchner. No hay en la memoria democrática de la Argentina otro gobierno con tantos funcionarios enriquecidos.
Al mismo tiempo, la característica de gestión era el centralismo, el manejo ultravertical de todas las decisiones. Ni siquiera existían reuniones de gabinete. Por estas razones, yo creo que primero Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández fueron los líderes indiscutidos de ese sistema de corrupción que funcionaba por debajo y del que ellos fueron beneficiarios. Los niveles de complicidad de funcionarios, organismos, solo se explican si recibían órdenes superiores y tributaban en ese sentido”.

—¿Cuándo comenzó la corrup-ción a este nivel? ¿Cree usted que hubo una “política de Estado” para robarse las platas públicas?

“Antes de llegar al gobierno nacional, Néstor Kirchner era gobernador de la provincia de Santa Cruz, con las mismas personas y prácticas que trasladó al gobierno central de forma inmediata con su llegada a la Presidencia, en 2003. Existía un plan deliberado y un sistema ‘institucionalizado’ y extendido. El matrimonio Kirchner ‘institucionalizó’ la corrupción”.

—¿Qué debiera hacerse con las platas públicas robadas?

“Es necesario que el Estado accione para recuperar los activos que se fueron por la corrupción. El Congreso se encuentra debatiendo una ley de extinción de dominio, que desvincula esa acción respecto del proceso penal y de los imputados. Cuando un bien ha sido usado para cometer hechos de corrupción por ejemplo, un avión para trasladar plata de lavado o es el producto de esos hechos, el Estado puede accionar para quedarse con ellos, sin necesidad de que exista una condena o que la persona titular de los bienes sea la misma condenada. Porque han proliferado las sociedades offshore y los prestanombres. Con el dinero de los corruptos se podría asegurar a todas las personas el acceso al agua potable y alcantarillado, por ejemplo”.

—Usted presentó una denuncia contra la ex Presidenta Cristina Fernández como supuesta responsable de una “asociación ilícita” formada para delinquir con las obras públicas en las causas Hotesur y Los Sauces. ¿Cuáles son sus antecedentes?

“Voy a comentar mi denuncia: primero analicé la declaración jurada de la señora de Kirchner. Allí consta que ella es titular de acciones en las sociedades Hotesur S.A. y Los Sauces S.A. Fui a buscar antecedentes de Hotesur, y encontré que no pagaba impuestos, no presentaba balances, no actualizaba directorio y tenía un domicilio falso. Entonces comencé a averiguar qué negocios hacía esa sociedad: administraba el Hotel Alto Calafate. Y allí encontré que un empresario amigo, socio de la familia, contratista de obras públicas, ganaba todas las licitaciones y había cobrado miles de millones de pesos: Lázaro Báez, quien le pagaba habitaciones del hotel sin que fueran ocupadas. El juez ordenó allanamientos, y se fueron corroborando los hechos.

Los Sauces es una sociedad que solo tiene dos clientes: Lázaro Báez y Cristóbal López, empresarios contratistas del Estado que fueron discrecionalmente beneficiados con negocios millonarios. Ellos simulaban alquiler de inmuebles de la sociedad Los Sauces y pagaban sumas millonarias a la familia Kirchner. Primero se investigaba enriquecimiento, cohecho, lavado de dinero. Pero luego yo hice un pedido para que se ampliara a la asociación ilícita, porque no son hechos aislados, sino que, como dice nuestro Código Penal, hay tres o más personas asociadas con la finalidad de cometer delitos”.

—Usted también denunció que tanto Cristina Fernández como su hijo Máximo habrían omitido declarar dinero en plazos fijos y una caja de seguridad con US$ 2,2 millones y otra con US$ 2,4 millones. También está el caso de Florencia Kirchner, a quien encontraron una caja de seguridad con US$ 4,6 millones. ¿Qué le parece el caso y de dónde consiguió usted toda esta información?

“El dinero hallado en la caja de seguridad de Florencia Kirchner no se puede justificar, ni siquiera contando lo que recibió por herencia de su padre. La caja fue abierta porque yo presenté al fiscal un pedido para que se observaran las cuentas de la familia, porque existían movimientos sospechosos. No me equivoqué. El dinero que la madre tenía depositado en plazos fijos había desaparecido. Pareció una maniobra para insolventarse si es que pasó a la cuenta de su hija.

Pero de todos modos la ilegalidad no está en el movimiento, sino en el origen del dinero. Nunca obtuve una prueba de manera ilícita ni me la han dado los jueces. Pero yo (como otras personas, políticos, periodistas, etcétera) recibo información de personas que quieren colaborar. Muchas son anónimas. Cuando creo que algo tiene fundamento, lo presento a la justicia. Eso hice. Recibí un papel con el listado de las cuentas. Unos días después también lo publicó el diario Clarín. Yo lo presenté inmediatamente al fiscal para que lo investigue”.

—Cristina Fernández le lanzó duros ataques calificándola a usted de “mala” y “burra”. ¿Qué puede decir usted de esos comentarios?

“Creo que se sintió muy molesta porque tuvo que salir a dar explicaciones sobre su fortuna y sobre la compra de dólares para aprovechar el levantamiento del cepo cambiario que ella dispuso por muchos años. Y eso hace que se le vaya derrumbando el relato. Engañaron a los argentinos muchos años hablando de un modelo progresista, nacional y popular. No hay progresismo compatible con la corrupción. Y ahora se empieza a desnudar esa mentira. Sería bueno que diera explicaciones, pero como no tiene forma de defenderse ni de explicar su fortuna, ha decidido atacar a quien la denuncia”.

—¿Piensa que si Cristina Fer-nández es encontrada culpable de los delitos que se le acusan irá a la cárcel?

“No lo sé, y tampoco está en mi ánimo. No es eso lo que me motiva. Creo que es importante para los argentinos saber que existe la justicia, que se puedan esclarecer los hechos, que se conozca la verdad, se determinen las responsabilidades y, sobre todo, que se pueda recuperar el dinero de la corrupción. La pena a aplicar será una decisión de los jueces”.

Ver Entrevista impresa El Mercurio 28/07/2016

Post Author: Barracuda Sr